yes you can

Cambia el chip: Tú no tienes un problema

Cambia el chip

Hace poco comentaba con una compañera de trabajo lo curioso que resulta el hecho de que cuando estás de exámenes se activa la creatividad y se te ocurren un montón de cosas creativas para hacer. No sé si se debe a que el cerebro está más activo y por tanto es  más fácil que surjan ideas o a que lo que estudias no te motiva mucho y se te ocurren mil maneras mejores de “perder el tiempo”. El caso es que no es de esto de lo que quería hablaros hoy sino de “descubrimiento”, o autodescubrimiento o insight (en términos psicológicos) que he tenido mientras que preparaba mis exámenes de Psicología.

Por suerte llevo siempre mi libreta de las ideas y pude anotarlo como es debido para después compartirlo con vosotros. (Otro día hablaremos de las libretas de ideas!!!)

Yes_you_can

No sé si os ha pasado alguna vez que os habéis sentido esclavos de vosotros mismos, del rol o papel que interpretáis en vuestra vida o de vuestra propia forma de ser que creéis inmutable.  Me explico, a veces pasa que una persona tiene un rasgo de personalidad que cree que no puede cambiar y que conlleva aspectos negativos que le limitan e impiden vivir plenamente. Por ejemplo, hay gente que dice ser tímido o violento por ejemplo, y esa misma afirmación, esa creencia de que “es que yo soy así” y que nada se puede hacer al respecto, les hace comportarse así en todas las situaciones, sin que se les pase por la cabeza la posibilidad, ni si quiera una vaga idea de que las cosas pueden ser de otra forma.

Otras veces pasa que cuando tenemos un problema, ese problema se convierte en el centro de nuestra vida, sin que podamos quitárnoslo de la cabeza ni un minuto y sin poder vivir libremente. ¿Conocéis alguna persona que ponga su supuesto problema como excusa para no hacer una cosa u otra, para no intentar cambiar,  liberarse de él, o en definitiva para vivir? ¿O quizá sois vosotros? A mi me ha pasado a veces la verdad…

Sin embargo, si hacéis el ejercicio de pensar en aquellas facetas de vuestra vida que no están afectadas por ese problema o por ese rasgo de vuestra personalidad que os limita,  por los intentos exitosos (aunque haya habido pocos) de reducirlo y en vuestras habilidades personales para vivir a pesar del mismo, o de aquellos condicionantes que hacen que ese problema (o rasgo)  sea percibido por vosotros mismos como más pequeño, os daréis cuenta de que en realidad hay muchos aspectos de vuestra vida no afectados por el supuesto problema, y de que en realidad sois más competentes  y  tenéis más recursos para superarlo de lo que os pensáis.

Os propongo en este post que hagáis este ejercicio si os apetece, o si os atrevéis más bien (ya que a veces descubrir que tenemos menos excusas que ponernos a nosotros mismos es una responsabilidad que no todo el mundo está dispuesto a asumir). Para ello os facilito la tarea con una hoja de registro muy maja en la que tenéis que reflexionar e ir anotando algunas cosas que os ayudará finalmente a percibiros mejor y con menos limitaciones de lo que os creéis de antemano.

estadillo_cambia el chip

Al principio os costará un poco, porque como os decía cuando uno tiene la creencia de ser de una forma determinada y de no poder cambiar, o cuando uno cree tener un problema que le afecta, se resiste a ver las cosas de otra manera; la mente se resiste a abandonar viejos hábitos de pensamiento porque no reconocernos nos aterra, incluso cuando nuestra imagen habitual es desagradable. Lo desconocido, tanto si se trata de la muerte como de una nueva vida, nos hace retroceder. (Esta frase la he leído en el libro “El cuerpo tienes sus razones” que me ha encantado). Espero que vosotros seáis valientes! Si lo sois, pronto descubriréis que tenéis muchas más cosas positivas y razones para sentiros bien de lo que creéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *