yes you can

Crisis: una oportunidad para el cambio

Yes_you_can Sí, ya sé que en los tiempos que corren el título de este post puede ser un poco controvertido, pero me parecía lo suficientemente rotundo como para animaros a seguir leyendo este post porque quiero que lo leáis porque creo que os va a ser útil.

(Que quede claro que en este post no hablo de crisis económicas, ni sociales ni políticas, sino de crisis personales, de esas crisis que la gente puede vivir a veces como consecuencias de crisis más globales como por ejemplo por la pérdida de un empleo, pero también como consecuencia de cosas más personales como la pérdida de un ser querido, una separación, un cambio de ciudad… Cada uno que se lo aplique a su propia crisis).

Bien es cierto que ahora como consecuencia de la crisis económica, mucha gente se encuentra sin trabajo, o con un trabajo eventual, viviendo con una constante incertidumbre acerca del futuro, sin poder hacer planes a largo (ni a corto) plazo, sin poder establecerse objetivos, desmotivados y en una espiral de constante crisis económica y vital. Sin embargo también es cierto que, al margen de la crisis económica, la vida nos somete a continuos cambios, y aunque haya momentos en los que disfrutemos de cierta estabilidad, tanto en nuestro entorno como dentro de nosotros mismos, no dejamos de cambiar y enfrentarnos a nuevas etapas a medida que pasa el tiempo. Este continuo devenir nos obliga a salir de nuestras rutinas haciendo que la vida nos parezca más difícil e insegura, y pone a prueba nuestra capacidad de adaptación obligándonos a cambiar nuestras actitudes y conductas para afrontar los nuevos retos.

Esta adaptación a las nuevas situaciones puede llevarse a cabo con el transcurso del tiempo de forma más o menos tranquila o bien puede provocar un desequilibrio emocional y psicológico en el que confluyen de forma caótica distintas emociones negativas como confusión y tristeza ante la estabilidad perdida, ansiedad o miedo a no poder afrontar la nueva situación, inseguridad o desamparo por citar algunas.

A veces, estas emociones nos paralizan y no somos capaces de salir del bucle de sentimientos negativos. Sin embargo, otras veces podemos ver estas crisis como una oportunidad para avanzar, para evolucionar.

cartel_crisis_imaginación

Algunos elementos clave para canalizar el malestar ocasionado por esa pérdida de equilibrio son:

  • saber analizar de forma objetiva la nueva situación para poder buscar las herramientas necesarias para afrontarla
  • entender y aceptar nuestras emociones y
  • buscar elementos en la nueva situación que nos motiven para poder tener nuevos objetivos y trabajar para conseguirlos.

Así pues, frente a la rigidez que nos imponen las emociones negativas, el querer hacer las cosas como siempre las hemos hecho y nuestra experiencia en definitiva, que hace que nos aferremos a la situación anterior (por inadecuada que fuera en algunas ocasiones) podríamos tomar el camino de la creatividad: creatividad entendida como capacidad para poder ver las cosas desde otro enfoque, para atrevernos a dejar de lado nuestros conocimientos y nuestra experiencia y aprender cosas nuevas, a buscar dentro de nosotros cualidades olvidadas y a plantearnos nuevas metas y objetivos. Creatividad para, en definitiva, vivir de forma distinta.

No es un camino fácil pero intentarlo puede llevarnos a ver esa crisis no como un elemento perturbador o destructivo sino como una oportunidad para la creación. ¿Te atreves a ser creativa?

Botón_suscripción_entradas

 

2 pensamientos en “Crisis: una oportunidad para el cambio

  1. Tienes toda la razón del mundo. Como dice el refrán, cuando se cierra una puerta se abre una ventana. No hay que dejar de fijarse objetivos y evolucionar. Gracias por tu post, es muy alentador 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *