Uncategorized/yes you can

Planificación para conseguir tus objetivos

Yes_you_can

Algunos de vosotros me habéis sugerido la idea de que comparta en mi página como me las apaño para que además de trabajar y ser mamá, me de tiempo a coser, cocinar y escribir el blog (entre otras cosas…). Bueno, pues me he decidido a hacerlo y para ello he inaugurado esta nueva sección “Yes you can”.

El objetivo es animarte a que intentes aprovechar mejor tu tiempo, que disfrutes del placer de tener una afición creativa (o de otro tipo) y que te sientas mejor contigo misma; porque la sensación de saber gestionar tu tiempo y llegar a todo (o por lo menos a más cosas)  sin morir en el intento, hace que te percibas más competente en los distintos ámbitos de tu vida y eso, créeme, aumenta tu autoestima. Con esto no quiero decir que ahora tenemos que convertirnos todas en unas super-woman capaces de hacer de todo, de forma perfecta, y con una sonrisa. No, por favor, desechemos esa imagen de nuestra cabeza. De lo que se trata es de que gestionemos nuestro tiempo de forma eficaz para que las tareas del día a día y que no podemos evitar nos sobrepasen. Simplemente eso.

Sin embargo, quiero que quede claro que con esto no pretendo dar lecciones de vida ni sermonear a nadie, y que quede claro que tampoco pienso que mi forma de hacer las cosas sea la mejor, que a mí, como a todo el mundo, a veces me parece que mi vida es un caos. Simplemente trataré de compartir con vosotros estrategias que a mí me funcionan (o que me funcionan la mayoría de las veces), cosas que me ayudan a organizarme mejor y a sentirme mejor, con el fin de que extraigáis lo que se pueda ajustar a vuestra vida.  De hecho, os animo a que me dejéis comentarios con vuestras experiencias y que me contéis qué cosas os funcionan a vosotras, así podemos aprender de todas ellas.

Y puesto que estamos empezando un nuevo año, y que con el nuevo año surgen inevitablemente nuevas metas y objetivos y nuevos proyectos a llevar a cabo, me ha parecido muy oportuno inaugurar esta sección hablando de como la planificación puede ayudarnos a alcanzar dichos objetivos. Y además os traigo de regalo un calendario planificador de objetivos para que pongáis en práctica lo que os voy a contar.

La verdad es que el tema de la consecución de metas da para escribir un libro entero así que lo que os voy a contar es un resumen muy resumido. Una píldora de información para aplicar ya mismo a vuestro comienzo de año.

Lo primero que tenemos que hacer el proponernos objetivos razonables y viables. Por ejemplo, el típico objetivo del año de ir al gimnasio dos días a la semana es algo que con un poco de esfuerzo (y planificación como os contaré más abajo) se puede llevar a cabo (aunque parezca que no), por tanto parece un objetivo razonable. Sin embargo, la meta de convertirse en astronauta en un año y pisar la luna parece un poco inviable ¿no es cierto?.

Por otra parte, funcionan mejor las metas formuladas de forma concreta y no imprecisa. Por ejemplo el objetivo de “ser mejor persona” puede ser un poco impreciso y por tanto se perderá en la rutina de nuestro día a día. Sin embargo, la propuesta de ir todos los lunes a colaborar en el comedor social que hay al final de nuestra calle y que tiene un cartel en la puerta solicitando voluntarios, parece algo más concreto y por tanto es mucho más probable que se consiga. Por otra parte los objetivos enfocados a corto o medio plazo tienen más probabilidades de conseguirse que los enfocados a largo plazo. Y aquellos cuya recompensa no es algo material sino que reside en vuestro propio interior (por ejemplo estudiar por el gusto de aprender y no para aprobar un exámen) tienen también más opciones.

Así  pues, de entrada para este año, objetivos realistas, concretos y a corto o medio plazo.

Tipos_metas

Y ahora vamos a la planificación:

Una vez elegida la meta, tenemos que decidir como conseguirla. Para ello, una estrategia que puede resultar muy eficaz es la de planificar anticipadamente qué actividades vamos a iniciar para conseguirla, cuándo y dónde vamos a llevar a cabo esas actividades y durante cuanto tiempo. También es muy útil pensar anticipadamente en qué posibles alternativas tenemos si el plan inicial falla o no puede llevarse a cabo.

El hecho de hacer una planificación de este tipo es muy útil para evitar distracciones ya que conseguimos focalizar nuestros pensamientos y acciones en la actividad a realizar para conseguir nuestra meta; también es útil para suprimir acciones o respuestas habituales e inhibir respuestas automáticas, y por lo tanto es útil para vencer tentaciones y proteger la actividad encaminada a nuestra meta de otras interferencias procedentes de hábitos instaurados que nos alejen de nuestro objetivo.

Por otra parte, el hecho de hacer una planificación para conseguir un objetivo, aumenta el grado de compromiso con la meta, ya que hacemos espacio en nuestra mente (y en nuestra agenda) para la consecución de ese objetivo y después de tomarnos tiempo en planificar y pensar en la meta nos parece más lícito intentar al menos conseguirla. Pero además aumenta la percepción de autoeficacia para hacerla, ya que el desempeño de tareas encaminadas a conseguir ese objetivo nos hace sentir más competentes y responsables. Todos estos factores son muy importante para el logro de las metas, pero además la planificación tiene otros efectos beneficiosos que influyen directamente en el éxito en la consecución de nuestros objetivos. Estos efectos son:

– Mayor facilidad para identificar las características de la situación que nos facilitan la consecución de nuestra meta: Al planificar qué actividades vamos a realizar para conseguir nuestro objetivo, en qué momento, y por cuánto tiempo, tomamos conciencia de cuáles son las características que hacen de una situación un momento óptimo para realizar la actividad encaminada a meta. Por ejemplo, si una persona quiere entrenarse para correr una maratón, al realizar una planificación de cómo va a entrenarse para la carrera, puede que haya llegado a la conclusión de que prefiere correr, por ejemplo, a primera hora de la mañana porque tiene más energía, que prefiere no correr los lunes porque está más cansado etc. y habrá identificado de esta forma, qué hace que una situación sea óptima para correr, de modo que cuando se encuentre en esa situación, fácilmente pensará en su objetivo, y estará más motivado para llevarlo a cabo.

El hecho de haber especificado las características de la situación que son buenas oportunidades para actuar, hace que en nuestra mente aparezca de forma más fácil el pensamiento relacionado con esa actividad que tenemos que realizar para conseguir nuestro objetivo, y esto a su vez favorece el inicio de esa acción. Una buena forma de especificar esas características y hacerlas visibles es escribiéndolas en un papel, por ejemplo el calendario que os dejo abajo y que podéis imprimir para tenerlo siempre delante.

– Aumento de la fuerza de la asociación entre estas claves de la situación y de la acción encaminada a meta: La planificación permite crear un vínculo  entre la situación considerada óptima y la conducta dirigida a meta, de tal manera que es más probable que la conducta se inicie cuando la situación oportuna se presenta de forma espontánea e inconsciente y por tanto con menos esfuerzo.

Resumen_planificar

Pero que quede claro también que planificación no es sinónimo de rigidez, porque está muy bien planificar para conseguir una meta, pero en esa planificación tenéis que tener en cuenta todos los caminos que os pueden llevar a su consecución lo que os permitirá adaptaros con flexibilidad a cualquier imprevisto, y así os evitareis tirar la toalla a la primera de cambio.

 

Planificador_objetivos

2 pensamientos en “Planificación para conseguir tus objetivos

  1. La planificación de metas es más importante de lo que parece, a veces puede ser la diferencia entre una vida feliz o no. Una vida en la que consigues lo que realmente quieres o una vida en la que la fortuna, como un río, te arrastra hasta donde él quiere.

    • Totalmente de acuerdo! Sobretodo cuando las metas que nos proponemos son objetivos vitales, la planificación cobra especial importancia. Así que ánimo, imprime el calendario y a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *